Claves para un verano sin legionela

Según publica el newsletter Climaeficiencia, la Comisión Técnica de la Asociación de Empresas de Frío y sus Tecnologías (AEFYT) ha recordado las claves para un correcto mantenimiento de los equipos susceptibles de alojar la bacteria de la legionela.

La legionelosis suele seguir un patrón estacional, con un aumento de casos en verano debido al incremento de la temperatura que hace imprescindible realizar las labores de mantenimiento y limpieza que contempla el Real Decreto 865/2003, de 4 de julio. Un adecuado mantenimiento de las torres de refrigeración y del resto de equipos de riesgo –aspersores, nebulizadores, spas, piscinas o fuentes públicas– es clave para la prevención de esta enfermedad.

Según la misma información, se ha generado una injustificada alarma social respecto a los equipos de enfriamiento evaporativo pero los otros tipos de instalaciones de riesgo deben ser igualmente tratadas contra la legionela.

En este sentido, la asociación añade que los avances técnicos registrados en los últimos años, fruto del esfuerzo de los fabricantes por garantizar la seguridad de estos equipos, contribuyen a facilitar el mantenimiento de los equipos y reducir el riesgo a que estos alojen y difundan colonias de legionela. Cabe destacar la utilización de materiales resistentes (polipropileno y poliéster) para los rellenos; los separadores de gotas, que evitan la salida de gotas de agua al exterior; la mejora de la accesibilidad, a través de puertas amplias que facilitan la entrada de los técnicos; la evolución en los sistemas para facilitar el drenaje, la limpieza y la toma de muestras, y las ventanas, cuyo diseño evita el paso de luz o agua que lleva suciedad evitando que los rayos ultravioletas provoquen el desarrollo microbiológico en el interior de la torre.

Tanto las asociaciones como los fabricantes han realizado un gran esfuerzo por concienciar de la importancia del mantenimiento a los titulares de las instalaciones. El hecho de que en los dos últimos años no se haya registrado ningún brote asociado a los equipos de enfriamiento evaporativo es una buena muestra de ello, considera AEFYT.

Ver la información en el newsletter Climaeficiencia.